3.2. ¿Qué son estructuras lineales?

Comenzaremos nuestro estudio de las estructuras de datos considerando cuatro conceptos sencillos pero muy poderosos. Las pilas, las colas, las colas dobles y las listas son ejemplos de colecciones de datos cuyos ítems se ordenan dependiendo de cómo se agregan o eliminan. Una vez se agrega un ítem, éste se mantiene en la misma posición relativa respecto a los otros ítems previos y posteriores a él. Colecciones como éstas se denominan a menudo estructuras de datos lineales.

Se puede pensar que las estructuras lineales tienen dos extremos. A veces, estos extremos se denominan “izquierda” y “derecha” o en algunos casos “frente” y “final”. También se les puede llamar “tope” y “fondo”. Los nombres dados a los extremos no son significativos. Lo que distingue una estructura lineal de otra es la forma en que los ítems se agregan y eliminan, en particular el lugar donde se producen estas adiciones y remociones. Por ejemplo, una estructura podría permitir que se agreguen nuevos ítems en un solo extremo. Algunas estructuras podrían permitir que los elementos se eliminen de cualquiera de los extremos.

Estas variaciones dan lugar a algunas de las estructuras de datos más útiles en ciencias de la computación. Aparecen en muchos algoritmos y pueden ser utilizadas para resolver una variedad de problemas importantes.

Next Section - 3.3. ¿Qué es una pila?